Durante su etapa como Arquitecto en Barcelona trabajó en el despacho Josep Ferrando Architecture donde fue miembro fundamental del equipo a lo largo del concurso del Equipamiento Deportivo para los XVIII Juegos Mediterráneos en Tarragona y la Ampliación de la UTDT en Buenos Aires, Premio FAD Internacional 2020 y Premio XV BEAU. De igual manera, trabajó en otros concursos internacionales como un Hospital Geriátrico en Orbe y en Glion, así como una Biblioteca Municipal y un Centro Cultural en Vic.